La dura tarea de elegir colegio




Una de las preocupaciones que desvela a más de un padre por la noche es la elección de colegio. Antes de elegir colegio, la mayoría de nosotros ha tenido que decidir ya una guardería. Pero no seguimos los mismos criterios en ambas elecciones. Al llevar al niño a una guardería u otra o dejarlo en casa nos fijamos más en nuestra comodidad como padres que en lo que la guardería le ofrece al niño. Decidir a qué colegio irá nuestro hijo requiere un análisis más detallado.
En la elección del colegio influyen muchos factores

En la elección del colegio influyen muchos factores

Elegir colegio es una decisión profunda, que requiere tiempo y en la que realmente los padres pensamos en lo mejor para nuestro hijo, sin contar con nuestra comodidad.

Claro está que también nos fijamos encriterios prácticos que nos favorecen, como su ubicación, pero los padres somos capaces de sacrificarnos y hacer más esfuerzos logísticos o económicos si lo consideramos beneficioso para nuestros hijos.

Al igual que ocurre con la elección de la guardería, cuando elegimos un colegio nos surgen muchas dudas. Pero no seguimos los mismos criterios en ambas elecciones. Aquí aparece el gran dilema. ¿Colegio público, concertado o privado? ¿Religioso o laico? ¿Bilingüe o monolingüe?…

Sabemos que no es una tarea sencilla, ya que las combinaciones son múltiples. Para ayudar a los padres en este proceso, hemos realizado una lista con los elementos más importantes que debemos valorar antes de tomar una decisión final.

¿Qué factores debemos valorar antes de elegir colegio?

Hay muchos aspectos en los que fijarse a la hora de elegir colegio. Aquí proponemos algunos de los que más preocupan a los padres y otros sobre los que reflexionar:

Las instalaciones del colegio

Es un factor importante aunque no determinante. No vamos a elegir un colegio sólo por las instalaciones que dispone, pero sí es importante tener en cuenta el espacio en el que nuestro hijo se va a mover.

¿Tiene un patio amplio? ¿Cuántos niños juegan en él? ¿Hay árboles o tierra? La posibilidad de tener un patio de tierra o árboles y no solo pistas de cemento es interesante, ya que posibilita realizar deporte al aire libre en un espacio con algo de verde.

Los medios materiales del centro escolar

En la sociedad tecnológica en la que vivimos parece imprescindible que un niño aprenda a manejar los aparatos electrónicos. Sin embargo, los ordenadores se han convertido en un objeto tan frecuente en las casas que ya no resultan necesarias las aulas de informática.

De lo que se trata ahora es de poner la tecnología al servicio de la educación y poder valerse de estas nuevas herramientas de trasmisión de información para dinamizar el aprendizaje.

El futuro está en las aulas con pizarras electrónicas o el uso de ordenadores como vehículo para obtener y almacenar información.

La oferta educativa del colegio

A las asignaturas obligatorias y los horarios mínimos exigidos por la consejería competente, los colegios añaden a la jornada escolar las materias y contenidos que consideran importantes en la educación de un niño: inglés, chino, piscina, historia del arte, religión, etc.




La variedad de asignaturas es más amplia de lo que imaginamos y va a depender de la filosofía del colegio, es decir, de lo que el colegio considere que es lo que “realmente” educa a una persona.

El método de enseñanza del centro educativo

Al margen de la ideología o filosofía que defienda el colegio, nuestros hijos van a interactuar directamente con los profesores y en muchas ocasiones su maestría y habilidades comunicativas son independientes del modelo educativo.

Podemos enseñar a los niños a adquirir conocimiento de muchas formas, pero lo más efectivo es que sean ellos mismo quienes busquen el conocimiento que quieren aprender. Para ello, lo fundamental es enseñarles a discriminar entre toda la información que tienen a su disposición, es decir, desarrollar un espíritu crítico.

El gran desarrollo de internet hace que quede obsoleto el modelo tradicional de escuela. Deja de ser necesario acumular montones de datos sobre sucesos, fechas, acontecimientos. Todo está disponible en internet para el momento en que necesitemos consultarlo. Ahora es vital aprender a discernir entre información relevante o no, conocer los métodos de búsqueda de información y las maneras de contrastarla.

Asímismo, debemos tener en cuenta las necesidades educativas de nuestros hijos en cada etapa educativa, dando más importancia a la motricidad y conocimiento a través del cuerpo en la educación infantil, al lenguaje y expresión oral en educación primaria y a los conocimientos académicos y razonamiento lógico en la etapa secundaria.


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *