Síntomas de alerta luego de un parto




Tras el parto, las mujeres viven varios cambios a nivel físico y orgánico, siendo el suelo pélvico una región que puede desarrollar anomalías de la salud como prolapso e incontinencia urinaria y fecal. «El embarazo y los cambios asociados, como el incremento de peso, gatillan el incremento de la presión sobre el piso pelviano y la compresión de órganos como la vejiga. Es por ello que enfermedades como la incontinencia urinaria están presentes hasta en un 30% de las embarazadas, lo que por suerte en la mayor parte de las situaciones no es persistente», sugiere el Dr. Luis Molina, gineco-obstetra de Clínica Reñaca, parte de Bupa.




Entre los eventos que supone el embarazo y que perjudican de forma directa el suelo pélvico, el experto de Clínica Reñaca otorga a comprender que los desgarros de esta musculatura son provocados primordialmente por la utilización de fórceps y episiotomía, incisión que se hace en esta región para hacer más simple en el instante del parto.

La buena noticia, es que las mamás pueden entrenar el suelo pélvico tras el parto, con una terapia que debe ser supervisada por un obstetra y kinesiólogo, los que te ayudarán a realizar la posterior rehabilitación.

4 síntomas a los que debes poner atención

  1. Aparición de bulto genital.
  2. Dolor pelviano
  3. Dispareunia: Dolor al tener relaciones sexuales
  4. Incontinencia fecal y urinaria, acompañada de pérdida involuntaria de gases.

Las molestias pueden manifestarse de manera tardía o en algunos casos, aparecer en el pick de la menopausia.


Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *